BLEGER – APUNTES – CONDUCTA


BLEGER – APUNTES – CONDUCTA

Bleger estudia qué es la conducta humana y cómo se genera. Definición generalista; toda manifestación del individuo. Para el conductismo son sólo las manifestaciones observables. Análisis descriptivo de diferentes manifestaciones de la conducta; pensamiento, emociones, acciones físicas son conducta.

Fenómenos: cosas que pueden ser registradas de alguna forma.  Los pensamiento sólo se registran a través del testimonio subjetivo.  Una determinada conducta como conjunto interrelacionados que contienen muchas manifestaciones.

Bleger trata de clasificar los diferentes tipos de fenómenos asociados con la conducta. Dos categorías: Fenómenos concretos: no se asocian con significados – Fenómenos mentales o simbólicos: referidos a los pensamientos, a lo simbólico, tienen validez gracias a su conexión con determinado significado.

Bleger define 3 áreas de la conducta: 1) Área mental: fenómenos del pensamiento – 2) Área de cuerpo: área de expresiones somáticas, sensaciones corporales que determinan fenómenos que pueden pasar desapercibidos para el sujeto como la temp. Corporal, movimientos involuntarios. 3) Área de actuación en el mundo externo: tienen que ver con fenómenos concretos pero implican intercambio o relación con el mundo exterior, moverse, caminar, escuchar.

Plantea que la conducta tiene una manifestación fenoménica de tipo plural, muchas manifestaciones, toda conducta implica las 3 áreas formando una unidad: CONDUCTA.

De las tres áreas hay una que es más predominante.

Campos: intenta un esquema explicativo de cómo se genera una conducta.  Plantea que es consecuencia de la situación en la que está la persona.  Situación externa y que incluye al propio sujeto.  Lo que hace una determinada persona es el conjunto de elementos presentes en toda la situación; elementos propios del individuo como los objetos u otras personas.  De la interrelación surge la conducta. Excluye todo elemento trascendental.

Para entender la conducta de una persona hay que hacer un corte transversal hipotético del campo. Estudiando el campo deberíamos entender y predecir la conducta.

Subestructuras del campo: 1) Ambiental: realidad objetiva. Se considera al sujeto mismo. 2) Psicológico: configuración que adquiere el campo ambiental para el sujeto que estamos estudiando.  Imagen que el sujeto se hace de todo lo que lo rodea.  De aquí nace la Conducta.

En determinada situación percibimos lo que paso y nos percibimos a nosotros por qué estamos? Para qué? Qué expectativas? A partir de toda esta información es cuando el aparato psíquico hace un análisis de la interpretación sacando conclusiones. Todo esto forma parte del campo psicológico, es una construcción. La conducta es el resultado de la estructura de este campo psicológico, tiene que ver con el campo ambiental pero no de forma directa.

Campo psicológico: 1) campo de la conciencia: configuración que adopta el campo ambiental para la conducta consciente (área 1). 2) campo psicológico propiamente dicho: Resto de las áreas 2 y 3, conductas emergentes de este campo son fenómenos propios del aparato psíquico que regulan las manifestaciones conductuales del área 2 y 3.

Cuando el campo psicológico (propiamente dicho y conciencia) se encuentran con el campo ambiental decimos que la conducta tiene sentido de realidad, si esto falla quiere decir que está presente una disociación de campos. Algo pasó en el proceso de generación del campo psicológico que no refleja fielmente la realidad. (Psicosis – paranoia).

Todo campo psicológico tiene alguna vinculación con el campo ambiental o en el presente o en el pasado. Siempre que hay disociación juegan un rol contenidos en el pasado de la persona.  La disociación siempre se da con respecto al campo ambiental.  A veces un cierto nivel de disociación puede ser más beneficioso para manejar una situación que una conducta fuera de la realidad.

Deja un comentario