Giddens y la teoria social

Anthony Giddens y laTeoría Social. Joseph Picó.

 

G representa la absorción por parte de la sociología británica de los principales temas del pensamiento sociológico clásico. Nos ofrece una teoría formal compleja, T de la Estructuración, constituida alrededor de la idea del carácter fundamentalmente repetitivo de la vida social y diseñada precisamente para la expresar la dependencia mutua de la estructura y el agente en términos de proceso y tiempo. De manera que afronte tanto los problemas no resueltos de la sociología de la vida cotidiana como los procesos de cambio social a gran escala y largo plazo.

Se enfrenta al estructuralismo y al funcionalismo tratando de conciliar aproximaciones teóricas tradicionalmente contrapuestas y buscar una perspectiva unificada. También se enfrenta a algunas tesis del marxismo, sobre todo al materialismo histórico y a su evolucionismo, criticando su teología y tratando de establecer tipologías nuevas del cambio social. Al tratar la problemática de acción y estructura y reemplazarla por la T gral de la Estructuración se enfrenta con las corrientes sociológicas posteriores a la II GM.

 

La des-construcción

G señala 3 defectos de la sociología contemporánea:

  1. La 1° debilidad es la equivocada autointerpretación de sus orígenes, con las Cs Nat (obstinadamente va a buscar leyes grales que tengan igual lógica que ellas).
  2. La 2° es la dependencia de una filosofía del lenguaje pasada y defectuosa. El lenguaje fue visto solo como medio descriptivo sin reconocerle el papel crucial para la constitución y perpetuación de la vida social.
  3. La Sociología ortodoxa ha descansado sobre un simplificado modelo de la ciencia social basado sobre premisas naturalistas.
  4. Le falta una teoría de la acción.
  5. Algunos teóricos no se han librado del modelo positivo de la ciencia natural.

 

Críticas:

A la Teoría Social existente por su incapacidad para considerar adecuadamente el papel que desarrollan los actores y para mostrar cómo se puede integrar su actuación en las relaciones institucionales. De esta manera pone en crisis los principales paradigmas de la Teoría Social: las teorías interpretativas (que poseen una Teoría de la Acción pero necesitan ser complementadas con la aportación de elementos de poder y temporalidad y les falta una teorización de las instituciones), el funcionalismo (que posee una T de las instituciones defectuosa porque no ha generado  una teoría de la acción adecuada y le impide desarrollar un entendimiento apropiado de la temporalidad en la vida social) y el estructuralismo (posee una T de las instituciones decidida pero la estructura aparece bajo una variedad de formas y deja poco espacio para la teoría de la acción). Lo que les falta a los 2 últimos es una consideración adecuada de la acción y el agente. G tata de ir más allá de ambas orientaciones, repensando las nociones y relaciones entre acción y estructura. Para él deberían ser vistos como términos complementarios de una dualidad.

 

Luego hace otra crítica hacia los presupuestos ontológicos del marxismo: al funcionalismo marxista de la totalidad social, al reduccionismo económico o de clase, en su tipología de las sociedades y al evolucionismo en su teoría de la transformación de las formas sociales.

Las Teorías evolucionistas del cambio sostienen 4 problemas: ignoran el conocimiento que la gente tiene de la sociedad, conciben el cambio social como una serie de estadios, las sociedades son conceptualizadas como entidades aisladas que tienen fuerzas inmanentes propias de cambio social y que esas fuerzas conllevan la adaptación de las sociedades al ámbito material. Como alternativa a estas críticas G ofrece una teoría gral de la estructuración social: en lugar del funcionalismo las totalidades sociales son analizadas como sistemas contingentemente reproducidos, en lugar del reduccionismo económico y de clase las formas sociales se diferencian sobre la base de un concepto multidimensional de distanciación espacio-temporal y en lugar del evolucionismo las transformaciones de las formas sociales son entendidas en término de lo que él llama transiciones episódicas.

Tipología de sociedades que llama Sistemas Sociales, que están en contacto unos con otros en términos sociales, económicos y/o militares. Algunas características que para el son centrales para la explicación del cambio y evolución: distanciación espacio-temporal, asignación de los recursos, teorización del poder y uso de la violencia y significado de la vigilancia.

 

La estructuración social (recuperación del sujeto)

El problema de la relación entre individuo y sociedad o entre acción y estructura social fue siempre uno de los puntos de discusión. En los intentos de tratarlo de manera constructiva y sistemática, ha sido esencial el cambio de una perspectiva estática a otra dinámica, de una teoría de la estructura a una teoría de la estructuración. Lo que se trata de captar es cómo la acción es estructurada en el contexto de cada día y cómo los rasgos estructurales de la acción son, por la propia actuación de esta última reproducidos. En la Teoría de la Estructuración importan las formas en que las sociedades son reproducidas por individuos en actividad cotidiana. La estructura es medio y resultado al mismo tiempo de las prácticas que constituyen los sistemas sociales. Hay una dualidad de la estructura que se refiere a la naturaleza repetitiva de las prácticas sociales. Esto une la reproducción de la interacción social a la reproducción de los sistemas sociales.

Sitúa a los individuos en el centro de las cosas convirtiéndolos en agentes activos y hábiles que producen, sostienen y transforman la vida social. Realiza una integración decisiva entre acción y estructura a través de la interdependencia que los actores realizan con la producción de la estructura, a la que usan como recurso y a la vez reproducen como resultado obligado de su interacción. La dualidad de la estructura, que es ambas cosas simultáneamente (medio y resultado de la acción) une la acción y la estructura como partes integrantes cada una de la otra, reemplazando así el dualismo separado de la interacción.

Estructura se refiere a las reglas y recursos utilizados por los actores en la producción y reproducción de las prácticas sociales diseñadas para perseguir sus intereses e intenciones. El análisis estructural o estudio de los sistemas sociales se convierte en estudiar las formas en que el sistema es producido y reproducido mediante reglas y recursos generadores de interacción en el contexto de los resultados no deseados.

Propone que las reglas y recursos sean separados analíticamente en 3 clases: la comunicación de significados vía esquemas interpretaciones, el ejercicio del poder como capacidad transformadora y el juicio evaluativo de la conducta a través de normas y sanciones.

Las reglas y recursos que forman parte de la estructura son analizados a través de 3 dimensiones o modalidades, son lineas de mediación entre interacción y estructura:

INTERACCIÓN

Comunicación

Poder

Sanción

(Modalidad)

Esquema interpretativo

Facilidad

Norma

ESTRUCTURA

Significación

Dominación

Legitimación

3 dimensiones de la estructura: significación (los agentes comunican y racionalizan sus acciones por medio de esquemas interpretativos), dominación (nace de asimetrías en la distribución de los recursos) y legitimación (a través de la cual diferentes formas de conducta son sancionadas por medio de normas).

La dualidad de la estructura sirve para conceptualizar los sistemas sociales como resultado de la acción entre las estructuras subyacentes y la conducta intencional.

Otro aspecto contemplado es el análisis del poder y la dominación. El poder es definido como una capacidad transformadora, se empareja con los intentos del actor para conseguir que otros cumplan sus deseos. Distingue entre recursos, los que comprenden control sobre la naturaleza y los que lo hacen sobre las diversas interacciones sociales. La dominación queda así definida como asimetrías estructurales de recursos producidos y reproducidos en tales relaciones de poder.

 

Recuperar el sujeto sin caer en subjetivismo. Las estructuras son reglas y recursos fuera del tiempo y el espacio que producen sistemas sociales compuestos de conjuntos de relaciones entre actores o colectividades dentro del espacio y tiempo, reproducidas como prácticas sociales regulares.

 

La dimensión espacio-temporal (revalorización de la dimensión espacio-temporal)

El área espacio-temporal del individuo influyen de un modo determinante en la actividad del individuo y la producción de sus programas.

Si se coloca el tiempo en el centro de la reflexión sociológica y se reconoce que la temporalidad es un elemento ineliminable de todo fenómeno social, la oposición entre análisis estático y dinámico desaparece. La interacción social se desarrolla según reglas y es que requieren presencia y ausencia en el tiempo y en el espacio.

En el marco temporal es donde se entremezclan las actividades personales e institucionales, estructurales y sistémicas. Según referencias a otros autores caracteriza a la vida humana: la existencia es finita, presencia y ausencia se interpenetran continuamente en la vida social, la existencia humana es historia, la personalidad es el resultado de una estratificación temporal y la forma fundamental de la existencia es el movimiento que los I desarrollan en el espacio y temporal.

El análisis de las actividades cotidianas de los I es una cadena de rutinas y repeticiones. La rutinización es así el concepto fundamental de la Teoría de la Estructuración. La vida social se fundamenta en la posibilidad de las rutinas cotidianas. La vida cotidiana es el resultado de unas cuantas opciones de larga duración, y constituye una cadena de repeticiones y retornos que derivan de aquellas.

 

En relación al cambio social lo trata en términos de “caracterizaciones episódicas y límites espacio temporales”. Episodios son procesos de cambio social que tienen un forma y dirección definida y en los cuales ocurren transformaciones estructurales definidas. A diferencia del evolucionismo tradicional (dinámica y dirección de tales cambios son específicos y propios de cada episodio, no hay una dirección gral del cambio social). Los límites espacio-temporales se refieren a la existencia simultánea de diferentes tipos de sociedad en las transiciones episódicas.

 

Sociología e historia

Para G lo que es o debería ser la Historia no puede ser analizado separadamente del resto de los que son o deberían ser las Cs Sociales. No hay distinciones lógicas entre las Cs Sociales y la historia. No hay una rama de la sociología que pueda ser llamada sociología histórica separada de otros campos de interés sociológico.

El tiempo a sido identificado erróneamente como un ingrediente solo del cambio social, mientras que es justo identificarlo tb como una parte integrante de la estática social, en su forma de vida rutinaria. Se opone a la división de las Cs nomotéticas e idiográficas afirmando la disolución de diacronía-sincronía.

 

Críticas a Giddens

  • Amplitud de su ambicioso programa. Los conceptos de tantos campos teóricos no pueden ser abstraídos fácilmente de esos campos y ser sintetizados, dependen de otros conceptos, quizás menos asimilables y sobre distintos métodos de trabajo teórico. Será tachado de eclecticismo y confucionismo formal. pero si bien muchas de sus influencias son de difícil encaje, se vale legítimamente de todas las fuentes posibles de la T social existente  para trascender el debate metodológico.
  • Algunas van dirigidas a su noción de trabajo, otras al uso generalizado de la categoría espacio-temporal, tratamiento del poder, etc.
  • Noción de trabajo: considera que está tan generalizada la noción, ignora aquella que integra el paradigma del materialismo histórico y configura la concepción de una forma de producción histórica. Esto trae consecuencias para sus análisis de formas de producción y dominación.
  • Tiempo: según G no debemos considerar el espacio-tiempo como un conjunto de coordenadas neutrales en las que se sitúan las relaciones sociales.
  • Wright: para el G no se aparta mucho de los postulados marxistas y acepta sus críticas. La crítica que hace al funcionalismo marxista G es correcta aunque su discusión es equivocada al ignorar la creciente crítica marxista de las explicaciones funcionales en el materialismo histórico. En relacion al reduccionismo de clase no es tan buena ya que su propuesta no se diferencia mucho del tratamiento marxista tradicional y la critica al evolucionismo es la menos satisfactoria ya que es injustificada.
  • Callinicos: critica de la T de la Estructuración que no evita ni el funcionalismo ni el estructuralismo porque identifica las estructuras sociales con las reglas. Se cuestiona el tomar el lenguaje como paradigma de la vida social, para Callinicos las estructuras lingüísticas no están sujetas a las fuerzas de la escasez natural y las reglas más que fundamentar las prácticas sociales dependen para su puesta en práctica respuestas más compartidas de una comunidad. Si pues G no puede referirse a las reglas como las bases para su consideración de la estructura social. Más que generar prácticas las reglas chocan contra ellas.
Poder: lo entiende como la capacidad transformadora del agente humano, una cosa es atribuir a los seres humanos esa capacidad y otra inferir de eso la tesis de que el poder en el sentido de dominación es intrínseco de la vida humana.